martes, 20 de enero de 2015

035 RUMANIA (EUROPA)


Aunque a veces se han producido incomprensiones y, por desgracia, dolorosas fracturas dentro del único e indiviso cuerpo místico de Cristo, más fuerte que cualquier división sigue siendo la certeza de lo que une a todos los creyentes y de la llamada común a la unidad. Al final del segundo milenio, los senderos que se habían separado comienzan a acercarse, y se intensifica el movimiento ecuménico, que busca alcanzar la unidad plena de los creyentes. Los signos de este incesante camino hacia la unidad están presentes también en vuestra tierra, Rumanía, país que en su cultura, su lengua y su historia mantiene vivas las huellas de la tradición latina y oriental. Deseo vivamente que la oración de Jesús en el cenáculo: «Padre, que sean uno» (cf. Jn 17, 21), esté siempre en vuestros labios y jamás deje de latir en vuestro corazón. 
VIAJE PASTORAL A RUMANÍA
HOMILÍA DEL SANTO PADRE JUAN PABLO II

Bucarest, domingo 9 de mayo de 1999

quizá te interese

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...